Orígenes, Arno Stern

images

Arno Stern

Arno Stern nació en 1924 en Kassel, Alemania. Tras la llegada al poder de Adolf Hitler, en 1933, su familia decide huir a Francia, allí se instalan durante unos años empezando una vida desde cero. En 1940 ante el avance de las tropas nazis, se ven una vez más en la necesidad de huir. Después de varias situaciones de incertidumbre, el siguiente destino fue Suiza, donde trabajaron duro en campos de trabajo para refugiados.

Cuando Francia fue liberada volvieron a Montbéliard, una vez más empiezan a reconstruir su vida desde la nada. La familia monta una pequeña empresa de hombreras, Arno es el representante y hace viajes a París recogiendo encargos. Entonces, le ofrecen trabajar en un orfelinato situado en la periferia de París. Le encomiendan la tarea de estar con niños que sus padres y madres han muerto deportados. Arno no ha aprendido ese oficio y se pone a disposición de los niños con el poco material que tiene a mano.

Un día encuentra una caja de pinturas, propone a los niños usarlas y ellos aceptan gustosamente. Arno no sabía nada de la actividad que allí se estaba llevando a cabo, la actividad de pintar. No sabía si lo que pintaban estaba bien o mal, no sabía si tenía que enseñarles algo o no. De manera que no les enseñaba nada, se puso a disposición de los niños y constató lo que allí iba sucediendo.

Fue transformando el espacio en base a las peticiones que aquellos niños le iban haciendo. Los niños se sentían a gusto pintando, sólo querían pintar.

Constató que aquellos niños en un año se transformaron, dieron un cambio. Eran niños con muchas carencias por situaciones difíciles que habían vivido y pasaron a ser niños con más fuerza y seguridad en sí mismos.

Después de trabajar en el orfelinato abrió su primer taller de pintura, “L´Acádemie du jeudi”, donde trasladó las condiciones de trabajo que se habían construido en el orfelinato.

Por otro lado, observó que en lo que los niños pintaban se repetían determinados trazos y empezó a preguntarse por qué: ¿porque eran judíos y huérfanos? Esta primera reflexión le llevó a preguntarse cómo pintarían en otros lugares, gentes de culturas diferentes. Así, en la década de los 60 y 70 realizó ocho viajes a países diferentes, en busca de poblaciones aisladas de todo condicionamiento de escolarización donde puso a sus habitantes a pintar. Con la investigación que surge a partir de estos viajes, Arno descubre la existencia de un código universal que tiene que ver con los mecanismos de la expresión, al que llama “Formulación” a cuyo estudio ha consagrado toda su vida.

Actualmente y con 89 años, Arno Stern sigue sirviendo al juego de pintar en su taller le closlieu, en París con la misma entrega y pasión que siempre ha tenido.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s